¿Por Qué Cuesta Cambiar los Malos Hábitos?

Los malos hábitos y los buenos se forman en las personas de la misma manera.¿Cómo? Cuando las personas realizan una acción repetitivamente, ésta se va grabando en el cerebro hasta que se llega a realizar de manera inconsciente. Casi automáticamente, sin mucho esfuerzo, ni motivación.

Los Malos Hábitos

Ahora bien, diferenciamos un mal hábito de uno bueno porque el malo trae consecuencias poco saludables para la calidad de vida, ya sea física, mental, social o emocional. Por ejemplo: falta de modales, impuntualidad, negatividad, mentiras, dormir poco, alimentarse mal, no hacer actividades físicas, no beber suficiente agua, tener amistades dañinas, etc.

A veces nos cuesta darnos cuenta que tenemos un mal hábito. La realidad es que todos tenemos uno o varios. Dejarlos puede resultar difícil porque ya el hábito se encuentra arraigado en nosotros y hemos perdido la voluntad. Sin embargo, el proceso es reversible. Es decir, que si podemos eliminar el mal hábito, solamente hay que contrarrestarlo, insertar un hábito saludable en su lugar. Poco a poco se irá debilitando hasta perder su poder.

Sabías ?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *