¿Por Qué Los Niños Tienen Que Jugar?

Para un niño, el camino del aprendizaje es absolutamente vital. Aprender y jugar van unidos de la mano, es como llegar a alimentarse, aunque a parte, claro, también deben de estar alimentándose todo el tiempo.

Pero, ¿por qué los niños tienen que jugar? Ya no es que ”tengan” es que ”deberían” de jugar. A través del juego consiguen absorber y adquirir los conocimientos mucho mejor procesados. Que un niño no esté jugando debe de ser un suficiente motivo de alarma para llegar a preocupar, tanto a los padres como también a los pediatras.

En algunos colegios es mas, están comenzando a dar un tipo de enseñanza a los más pequeños recurriendo al juego en el mismo colegio. De ésta forma es como mejor aprenden. El juego, las canciones, los bailes… todo eso tiene que formar parte de un niño, de lo contrario sentiría una increíble impotencia y aburrimiento por no conseguir aprovechar el tiempo del modo que le gustaría.

A través de los juguetes además, el niño comienza a conocer y crear el mundo tal y como lo llega a ver desde sus ojos. Sin juego, su imaginación posiblemente podría llegar a perderse.

Sabías ?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *