¿Por Qué Nos Preguntamos El Por Qué De Las Cosas?

Cuando somos tan solo unos niños, para conocer todo cuánto nos rodea sentimos la necesidad de saciar nuestra curiosidad. Aprender el significado de todo y dar sentido a lo que somos es nuestra clave.

Para conocer y saber, la mejor base que nos puede respaldar entonces es la definición contestada de un por qué.

No sólo hacemos ésta pregunta cuando somos unos niños. Aún creciendo, en el momento menos creíble e incluso inesperado. Ésta pregunta todavía puede ser aún un tabú de todas las cuestiones.

Es fácil preguntarse el por qué de las cosas. Sí, es fácil. Pero depende de la curiosidad que pueda haber en una persona de manera individual. Depende de esa voluntad observadora. Dependerá de esa unicidad para dar con la contestación o respuesta correcta. Entonces, a resumidas cuentas, ¿por qué nos preguntamos el por qué de todas las cosas? Porque la respuesta, podría tener ese atractiva verdad que todos queremos reconocer para sentir todo como lo sentimos. Las respuestas que formemos, aprendamos o apliquemos a nuestra vida terminarán por definir aquello que somos. También esas respuestas podrían ayudarnos a definir el sentido de la vida tal y como lo conocemos.

Sabías ?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *