¿Por Qué Nos Tenemos Que Duchar?

Por qué lo hacemos, por qué tenemos que ducharnos. Es una pregunta muy lógica por contestar. Lo más lógico es que podamos mantener una ”higiene” básica en nuestro cuerpo para no sufrir algunas de las cosecuencias que sufriríamos si no nos duchásemos.

Nos tenemos que duchar para estar limpios y para empezar el día con más energía. Una ducha nos puede servir hasta para meditar.

En algunas culturas a causa del clima, hay personas que éste tema no les parece tan cruciales. En nuestra piel tenemos hasta cien especies distintas de bacterias que pueden convivir junto con unos 80 hongos. Por suerte, la mayoría no son malignos para la piel. Es más, se encargan de protegernos de los hongos que sí podrían hacernos daño.

Algunas defensas de nuestro cuerpo, no son lo suficiente eficaces para batallar contra las bacterías que podrían hacernos enfermar. Por eso una ducha se convierte para nosotros en una herramienta. Bañarnos nos sirve de arma perfecta para batallar contra todas esas consecuencias.

Entonces, ¿por qué nos tenemos que duchar? La respuesta es bastante clara, ¿verdad? Si no lo hiciésemos, a lo largo de los días en los que no nos duchásemos. Recogeríamos gérmenes y no sólo nuestros, sino de todo lo que nos rodea. De la mano del vecino, de la manija de una puerta… . Así que mejor prevenir infecciones posibles con baño agradable y frecuente.

Sabías ?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *