¿Por Qué Tomamos Café?

Muchos de nosotros recurrimos a un café nada más despertarnos. ¿Por qué lo hacemos? ¿Por qué tomamos café?

Existen muchas historias y leyendas donde el café es protagonista de éstas. Tanto en ellas, como en nuestra vida real, ”tomarnos un cafecito” suele ser el momento de placer que nos regalamos antes de comenzar a trabajar. El café, es excitante y nos da energía. Eso nos ayuda a recargar las pilas cuándo nos sentimos agotados.

Pero cuidado. Sí, es cierto que el café puede ayudarnos, pero si el café lo tomamos en exceso sus efectos pueden ser absolutamente negativos para nosotros. Sus consecuencias se asoman de manera particular sobre cada persona.

La cafeína contiene una estructura molecular muy parecida a la adenosina. Por lo tanto, cuándo decidimos beber café y la cafeína llega hasta nuestro cerebro; los receptores de la adenosina se bloquean evitando que ésta se acumule. Eso consigue que la sensación de cansancio se posponga y nos mantengamos despiertos por lo contrario.

Lo incómodo que puede llegar para el futuro próximo es que al tomar mucha cafeína crearemos más receptores de adenosina. Eso explicaría que más adelante tengamos la necesidad de más café. Y por lo tanto, si no saciásemos ese mono nos sintamos más agotados de lo habitual.

Sabías ?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *