¿Por Qué Vamos A La Escuela?

Desde muy niños, nos hacen ir a la escuela pero, ¿por qué vamos a la escuela? Los conocimientos que tenemos que aprender también podríamos aprenderlos desde casa. Lo que ocure, es que desde casa no podríamos crear un vínculo social y diario para adquirir otras cualidades como la extroversión. La extroversión puede salvarnos de muchas situaciones embarazosas en un futuro.
En la escuela existe cierta competición entre alumnos. Dependiendo de la nota que saques podrías conseguir una beca de estudios, o no. Aunque la competición creo que debe de estar en uno mismo. Que las ganas, tus ganas de aprender salgan de ti y no porque te lo ordenen.

La obligación a veces puede cegar nuestra curiosidad. Y ésto sucede mucho en las escuelas, porque a veces nos obligan a estudiar cosas que no nos interesan. Eso sí, por otro lado la escuela puede ser beneficiosa porque puedes corregir junto a tus compañeros y tu profesor las tareas que no entiendes. Eso, y saber organizarte en equipo es algo que puede ayudar.

Muchos de nuestros antepasados, en sus días no tenían los conocimientos que se tienen hoy por hoy. Si los padres quisiesen, podrían estar perfectamente cualificados para enseñar y educar a sus hijos en vez de pasar la pelota a otra persona. Si fuese éste el caso, los padres sabrían identificar mejor las cualidades de sus hijos y desarrollarlas aventajándoles con mucha atención que, en clases, a veces faltaría.

Sabías ?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *