¿Por Qué No Nos Gusta Nuestra Voz En Las Grabaciones?

A casi todo el mundo nos ocurre. Normalmente, en nuestra vida diaria siempre que hablamos nuestra voz no nos resulta desagradable. Después de todo estamos acostumbrados a escucharnos, porque convivimos con ella y nos escuchamos todos los días hablar.

Pero, cuándo decidimos encender la grabadora y en ella grabamos nuestra voz. Después, cuándo la producimos casi siempre las primeras veces que escuchamos nuestra voz en ella nos parece absolutamente extraña e incluso, hasta nos es a veces desagradable.

¿Por qué razón no nos llega a gustar nuestra voz en las grabaciones? La ciencia, como en más de una ocasión tiene una respuesta. Cuándo no nos grabamos, pero hablamos, nuestra voz se llega a intercambiar con el aire hasta llegar a la persona que termina canalizando nuestra voz, o hacia nuestro canal auditivo propio. Esta ”distorsión”, es más normal para nosotros ya que estamos acostumbrados a ella. Pero cuándo la voz es grabada por un dispositivo, algunos sonidos terminan por perderse y eso provoca entonces que al escucharnos, no nos identifiquemos con la voz grabada. Cosa que no nos gusta mucho.

Sabías ?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *