¿Por Qué Las Flores Son De Distintos Colores?

Las flores no solo tiene colores por ser bonitas, el color tiene una función de supervivencia. Gracias a los pájaros y las abejas las flores se pueden reproducir. Entonces los colores brillantes son para atraer a los polinizadores a aterrizar en la flor.

Al igual que las personas, las flores heredan su apariencia y color gracias a los genes. Algunas contienen químicos como el carotenoide, también presente en las zanahorias. Este les confiere los colores amarillo, rojo o naranja a algunas flores. Otras contiene antocianina que les otorga los colores azul, ros ay purpura. Solo por mencionar algunos ejemplos.

También los científicos han llegado a la conclusión de que los colores no son coincidencia. Creen que algunas flores son de ciertos colores, como naranja, para atraer aves. Mientras que otras flores se tornaron azules o violetas para atraer abejas. Así los animales empiezan a relacionar las flores con sus fuentes de alimentos y habrá más polinización. Y la polinización asegura la supervivencia de la flor y sus futuras generaciones.

Sabías ?

¿Por Qué Vemos Los Colores?

Para entender esta pregunta hay que tener claros varios conceptos. El color no es más que un producto de nuestra mente. Es el mecanismo de esta que permite diferenciar entre distintos objetos dependiendo de la energía electromagnética que emiten. Es nuesrto cerebro el que clasifica por “colores” estas radiaciones. El ojo humano solo está capacitado para una serie determinada de colores, habiendo otros seres vivos que puedan ver muchisimos más, o menos que nosotros.

Este tipo de radiaciones, o colores, quedan captadas por una serie de células especiales que tenemos en la parte posterior del ojo, los bastoncitos y los conos. Los bastoncitos son sensibles a la intensidad de la luz, pero no al color, por lo que son los encargados de “decirnos” que hay mucha o poca luz en el ambiente. Los conos en cambio, son poco sensibles a la intensidad de la luz y se encargan de filtrar y clasificar por colores. Existen 3 tipos de conos, cada uno orientado a los colores fundamentales, el rojo, el azul y el verde. Combinando estos 3, se saca todo el espectro que nuestro ojo puede percibir. También existen personas que poseen 4 conos en vez de 3, y son capaces de ver muchos más colores que el resto. Y personas que solo poseen 2, que distinguen menos colores.

Estas radiaciones, al impactar con los conos, hacen que estos envíen una señal al cerebro, junto con la señal de los bastoncitos, para que este descifre y cree en nuestra mente la imagen con su color e intensidad que todos conocemos. Y todo esto en fracciones de segundo y sin parar

Sabías ?